11 de septiembre de 2013

Entona un réquiem




Entona un réquiem mujer,
por las oportunidades perdidas,
por cada caricia que no sentirás,
y por verle alejarse en la partida.

Entona un réquiem mujer,
por los recuerdos pasados,
por la voz que acariciaba
todos tus momentos vividos.

Entona un réquiem mujer,
vístete de luto,
perfuma tu alma de dalia,
y sepúltate en el frío del hastío.

V. C

(Imagen: Brian Viveros)

26 comentarios:

INMA dijo...

Lo entono y además desde lo más profundo de mi ser. Me perfumaré el alma de dalia ... ¡qué belleza de palabras! y cómo me siento al leerte, cuánto echaba de menos tus palabras, mujer tierna y fuerte, eres la certidumbre, sin lugar a dudas.

Graciasss por volver y deleitarnos, besos grandotess

Amapola Azzul dijo...

Bueno, es mejor no sepultarse la verdad.
Un beso.

elisa lichazul dijo...

hoy ese réquiem se viste y se baila en la cueca sola...

abrazos querida Verónica

Humberto Dib dijo...

Uf, qué destino...
Muy bueno.
Un abrazo.
HD

María dijo...

Hoy mis ojos se visten de tus versos, disfrutando de ellos, un lujo volver a leerte.

Un beso, preciosa.

una chica de ojos marrones dijo...

una maravilla...
no te digo mas...
besos!!

Tracy dijo...

Con cantar el requiem basta, de sepultarse nada.

ohma dijo...

A mí que me despidan sin tanto cántico ni música!
Regresas ofreciéndonos este buen poema.
Besos.

José Manuel dijo...

No me gusta ese sepultarse en vida por alguién que ya no está. En cambio el poema me gusta muchísimo.

Besos

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por email:

Si, me gusta este “Entona un réquiem ”, tiene fuerza y ritmo. Con un exquisito trato en su presentación, música, fotografía, color... el resultado muy estético y equilibrado.

MAJECARMU dijo...

Entonamos un réquiem por todas las mujeres, que sienten el desamor a flor de piel...Y ese réquiem solemne y sentido asciende hacia el universo como una plegaria rítmica y melodiosa, que nos va devolviendo la certeza de que el arte sana, eleva y nos une a todos...como tús bellos y tristes versos,Verónica.
Mi felicitación y mi abrazo por compartir y estar de nuevo con todos nosotros.
M.Jesús

Marinel dijo...

Son hermosos estos versos,pero cargados de tanto infortunio por el alejamiento definitivo del ser querido,que duelen.
A la larga, todos debemos seguir avanzando,las sepulturas vendrán solas sin necesidad de propiciarlas...
Besos.

Priego dijo...

Es una pena tener que entonar ese réquiem que es muy triste pero real. Bonito el poema Verónica.
Un abrazo.

Conchi

Marisa dijo...

Ese requiem es necesario
para resurgir de nuevo.
Es una maravilla
volver a leerte.

Un beso





Arruillo dijo...

¡Hola Verónica!
¡Cuánto tiempo sin saber de tí!
Me alegra encontrarte en este nuevo portal, veo que sigues con tu mismo estilo, aunque este poema lo noto algo pesimista, pero bueno hay que expresar lo que se siente.
Espero que te vaya todo bien.
Un abrazo

Menteinvisible dijo...

los golpes foneticos del inicio de estrofas
o son puñaladas
o son campanas de muerto,
o puñetazos
por,por,por...

Muchas gracias,
por com par tir

Sarco Lange dijo...

Y después de entonarlo, quién caerá primero?.

Besos.

ReltiH dijo...

UFFFFFF, UN TEMA MUY AGRESTE!!
UN ABRAZO

Gala dijo...

Que triste mi niña que una mujer tenga que entonar un réquiem por las oportunidades no vividas.
La verdad es que no siempre tienen porqué verse como algo negativo, pero un réquiem siempre nos da una nota de silencio de despedida, de muerte.
A veces los sueños no se consiguen porque no le hayamos puesto empeño, a veces no ocurren sin más.
Pero cuando es por decisiones erróneas... entonces el réquiem tiene mucho sentido.

Besos mediterráneos.

Luján Fraix dijo...

Pobre qué destino!!!
Es bueno darse cuenta dónde estamos parados.

Besitos

TORO SALVAJE dijo...

Este es el mundo que yo veo y siento.

Me caes bien.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Si me pides un último réquiem y en un dueto, por ti, sabes que haría cualquier cosa...
;-)

Bss.

elisa lichazul dijo...

buen fin de semana VERITO
abrazos y mil gracias por tu huella
:D

Hanna Xesco dijo...

Entonar un requiem y seguir adelante.
Beso

Entre palmeras... dijo...

Entonemos un réquiem Vero, por todo lo perdido, siempre que queden notas en la garganta y flores que perfumen el alma, pero nunca nos sepultemos en el olvido.

Un abrazoteeeeeeeeeee

P.D: Menuda sorpresa me he llevado mujer, entré a mi antiguo blog a buscar algo de los viejos tiempos y me encuentro con tu entrada en el escritorio.
Es una alegría enorme leer de nuevo tus letras, POETA.

Lyliam dijo...

Bién, lo haré.
Puedo resucitar ahora Verito?
Precioso, como una pequeña espina, que ya casi no duele pero aún sigue allí.