1 de mayo de 2010

Cita



Ana le miró a los ojos sin intentar disimular el cansancio que sentía. No ya físico, que lo tenía, era más bien moral.
Le clavó la mirada y dijo:
   - Menos mal que te vas ya, menuda paliza me has dado todo el fin de semana. Qué ganas tengo de que te subas a ese tren.
Gerardo no daba crédito a lo que escuchaba. ¿Cómo era posible que estuviera manifestando aquello? balbuceó a la vez que palidecía un poco y tras carraspear, un tic continuo que arrastraba desde hacía ni se sabía la de años, dijo asombrado:
   - ¿Por qué? ¿No te lo has pasado bien?
Ana sintió ganas de clavarle con toda la mala leche del mundo el tacón en el dedo gordo del pie, pero se contuvo.
   - No me has dejado ni respirar. No has parado de llevarme de aquí para allá sin preguntarme si me apetecía. Me has dejado aburrida en una silla rodeada de harpías que me miraban con rapiña para ver qué tiene la nueva adquisición del "divorciado de oro que no tenga yo " mientras no parabas de bailar a tu aire por todas las salas de milongas de Madrid, porque claro, como yo no se bailar tango... Por si no fuera poco, he tenido que darme el madrugón para quedarme al borde de la congelación, de nuevo en una silla, a las 8 de la mañana que es cuando empieza otra milonga... ¡Pero por dios!, ¿para que paran las milongas cuatro horas, digo yo?.
Me has llevado a comer y has intentado pedir por mí como si yo no supiera elegir o no supiera y te ha sentado mal, porque según tú, es de mala educación meterte ese corte delante de la camarera.
En todas partes no has parado de corregirme, contradecirme, enfadarte y tratarme como si fueras el ser superior que toda mujer quiere, no aceptando que sea como soy. Por si fuera poco he tenido que esperar en el coche, a pleno sol, a que subieras a por tu maleta a la casa de tus padres cerca de veinte minutos, tras los cuales has bajado con tu madre y la bolsa de la basura, para que no se note, y me las has presentado. Ella me ha mirado en detalle y te ha dado un codazo mal disimulado. No se si te ha dado el visto bueno o no, pero ya no tenemos edad para tanta bobada. Es evidente que yo no soy quien imaginaste que sería. Yo no te gusto nada porque no entro en tu concepto. Pues bien: soy como has visto, no como tu quieres que sea.
Gerardo no salía de su asombro y tras carraspear como una chatarra, tal vez una protesta solapada ante la osadía, se pronunció:
   - ¿Pero qué dices?
  - Tu ex mujer es rubia. Todas tus ex son rubias. Todas ellas, aunque debía decir "ella" pues es siempre la misma, tiene un "modus vivendi" que nos es el mío. Mírame: soy morena, no estoy siliconada ni operada nada más que de apéndice, me gusta trabajar y me divierto en mi trabajo. Me conociste en la presentación de una novela, no en un acto de beneficencia para burgueses aburridos ni he aprendido bailes de salón para cazar y resolverme la vida. Nos presentó tu hermana, esa a la que no dejas ni respirar como si tu fueras su padre, compañera de trabajo y amiga mía. Tu hermana, la "pobre tiro al aire" de la que "no consigues hacer carrera".
Menos mal que te vas a subir a ese tren, te vas a volver a la ciudad donde vives y yo me voy a mi casa a descansar... vaya pelma eres y qué brasa me has metido.
Lo dijo con toda la naturalidad del mundo, con una sonrisa encantadora y un suspiro de alivio. Parecía que se iba a quedar callada pero no:
   - Y lo que no te perdono es que me llames "materialista" porque saliendo del parking, ante tus gritos de "dobla dobla" y hacerte cargo del volante como un poseso, te has comido una papelera que me ha dejado gran parte del lateral totalmente arañado para a continuación decir "pues vaya, ibas bien... y no te pongas así, no seas materialista que eso te lo arregla el seguro, que hay que ser más espiritual y no dar importancia a las cosas materiales". Menos mal que te vas...
Le palmeó con ironía el hombro, se giró sobre sí misma y se fue, sin volver la cabeza pero levantando la mano y diciendo adiós con ella. Sabía que el estaba mirando.

Cuando llegó a su casa se quitó la ropa a toda prisa, la metió en la lavadora y se dijo que se la regalaría a una amiga. ¡Y pensar que se la había comprado para lucir imponente en la cita! Se empezó a reír y se metió en la ducha frotándose bien todo el cuerpo y la cabeza para quitarse esa sensación de tener un pegajoso alquitrán adherido.
Entonó un canto de gratitud mientras el agua templada limpiaba el rastro de aquella bendita cita que arrancó sin piedad el velo de sus ojos.

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Pero que a gusto se ha quedado.
:)
Buenísimo.
Me ha gustado una barbaridad.
Que bueno...

Besos.

TriniReina dijo...

Menudo pelmazo se ha quitado de encima. No me extraña que se lo quiera arrancar hasta de la memoria.
Si los hay creídos. No los soporto.

Besos

bixen dijo...

Si metes un conejo en la jaula de una coneja, jamás se aparearán. De modo contrario, sí, casi siempre.
Si los separas tras la primera cópula, tendrán unas 10 crías, pero si les dejas que sigan congeniando, 3 ó 4.

Sirve la táctica para que empieces a pensar en mí?

Nuncajamás dijo...

Al menos ella se dio cuenta a tiempo de que él no era lo que buscaba. A menudo nos disfrazamos de lo que no somos para impresionar y luego resulta demasiado tarde. ;)

P.D.: Lo del coche me ha llegado al alma... hoy me he encontrado el mío todo revuelto y con la ventanilla del copiloto rota.

merce dijo...

De esos chulitos engreidos y pelmazos, cuanto mas lejos mejor.
Fantástica ella, resuelta y transparente.

Un abrazo de guerreras, Anananda.

Nómada planetario dijo...

No toda las piezas del puzle de las relaciones pueden encajar con armonía, siempre quedarán algunas fuera de contexto.
Besos desde el alivio de la ducha.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los chulitos fuera... no digo que no, pero es que cuánto cuesta arrancar una cita...

jajajaja

saludos y un abrazo enorme.

Ananda Nilayán dijo...

Toro Salvaje: ya te digo!!! creo que hasta pedió 7 kilos, no te digo más.
Besito.

Trini: y lo que aguantamos a veces las mujeres por prudencia, educación o por lo que sea. Menos mal que a partir de los 35 años nos dejamos (generalmente) de tanta imposición.
Un beso enorme.

Bixen: ... hum.... lo dices por cómo me siento hoy??? Sirve la táctica para que empiece a pensar en tí??? prueba a ver.
Hoy no me dejaste una foto acompañado el comentario :(
En cuanto a tu comentario te diré que los conejos, en cuanto a la cópula, se parecen muchoa ciertos humanos, no te parece???
Muaks.

Nuncajamás: vaya putada, nena. A mi ahora me dejan tranquila porque he llevado una racha con el coche que ni te cuento (para que luego digan en este lugar que esas cosas sólo pasan en Madrid, donde por cierto, sólo me abrieron el coche una vez y con una elegancia que ni te digo).
En fin, quien vaya de lo que no es acaba escaldado, y más en asuntos de seducción.
Abrazo y que lo dle coche se solucione rápido (materialista jajajajaja)
Besito.

Merce: lejos y bien lejos... qué sarpullido, por la diossssaaaaa!!!
Beso de guerrera a guerrera (AHO)

Nómada planetario: así es. Unas veces se gana y otras se pierde. Qué fresquito de ducha llega hasta aquí.
Beso y abrazo.

Antonio: ya te digo jajajaja y como las hay que cuelgan el móvil con una pinza entre la ropa, no te digo más ^^
Un abrazo enorme, sireno.

Caballo navegante dijo...

Hola!!La verdad es que le echó coraje la chica, yo nunca sería capaz de decir las cosas taan directas..aunque tampoco creo que fuera capaz de aguantar así todo el día, me iría a mediodía con cualquier excusa, jajaja.. buena ironía la "quitarse el pegajoso alquitrán adherido" muuy gráfico, sí señor! Jaja,muy divertido tu forma tan personal de contarlo. Besitosss ;)

Bohemia dijo...

un poquito pejiguero ¿no? :o)

Adolfo Payés dijo...

Que bello es volver a leerte, me quedo por tu blog.. descubriendo tus escritos..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Ananda Nilayán dijo...

Caballo navegante: pues te aseguro que Ana es muy prudente, así que estaría tan harta que no se pudo aguantar las ganas de decirle lo terriblemente pelmazo que era. Ya tienes ordenador???
Besito.

Bohemia: qué buena eres ^^... un poquito ...
-|:O)
Besillo.

Adolfo: y que bello tenerte de vuelta por el mundo paralelo B 987. Supongo que pronto podremos disfrutar de tus versos.
Un abrazo muy fuerte, poeta.