1 de junio de 2010

Lena abre su conciencia




No habrían pasado ni tres cuartos de hora cuando Lena sintió unas ganas incontrolables de salir de casa y hacer pompas de jabón sentada en la suave y fresca hierba del jardín de la casa de su hermana. Abrió un cajón de la cocina y encontró las pajitas de colores que habían sobrado de la fiesta de cumpleaños de su cuñado, así que cogió una, la corto por la mitad con las tijeras y se fue al baño donde encontró un envase medio vacío de gel que llenó de agua. Sacudiéndolo se descalzó y salió al jardín. Hacía calor. Junio llegaba fuerte.
Se sentó cerca del enorme pino para disfrutar de la generosa sombra que daba y sin más se puso a hacer pompas de jabón. Llevaba un buen rato ensimismada en su entretenimiento cuando sin más, apareció ante ella un extraño ser. Lena parecía no percatarse de su presencia hasta que el tosió ligeramente para llamar su atención. Entonces Lena le miró algo extrañada. Ante ella flotaba entre las pompas un caballito de mar con un paraguas. Pero no, se fijó y comprobó que era una especie de gusano con pequeñas patas delanteras con una cara parecida a una oveja y el lomo cubierto de manchas parecidas a las de un leopardo. Flotaba apenas a treinta centímetros de su cara y se cubría del sol con una seta parecida a la Amanita Muscaria. Lena se quedó mirándole extrañada pero no pudo resistir la tentación de hablar con el llena de curiosidad.

Lena: ¡Anda!... y tu, ¿qué eres?
Ser: Soy un gusilántropo.
Lena: ¿Un qué?
Ser: Gusilántropo.
Lena: ¡Ah!... es la primera vez que veo uno.
Ser: Ya. Somos tímidos. ...
Lena: ¿Y qué comes?
Ser: Lechuga.
Lena: Me acabo de dar cuenta de que hablas.
Ser: Será simplemente que te has abierto a verme y escucharme.
Lena: Esto es muy raro... pero por alguna extraña razón no tengo miedo.
Ser: ¿Miedo? Somos pacíficos.
Lena: Mira, de verdad que esto es muy raro... jamás escuché hablar de gusitrompos.
Ser: Gusilántropos.
Lena: Gusi... lántropos.
...

Lena: ¿Y dónde vivís?
Ser: En el éter, en las creencias, en tu conciencia, pero sobre todo vivimos en la sabiduría.
Lena: ¡Ah!
...

Lena: ¿Te molestan las pompas de jabón que hago?
Ser: ¡Que va! ¡Me encantan!
Lena: Pues menos mal porque no se por qué me ha dado por hacerlas. Desde que era chica no había vuelto a hacerlas a excepción de algunas veces cuando tomo un baño y tengo algo de tiempo para hacerlas con las manos.
...

Lena: Oye, no veas si me repito, ¿eh?... "Hacerlas"... lo he dicho como mil veces (risas)
Ser: No, sólo lo has dicho tres veces, lo que pasa que sientes que el tiempo se ha parado, tu voz retumba, el cuerpo te pesa y eso hace que te des cuenta de las cosas en que normalmente no te fijas.
Lena: ¡Ah!
....

Lena: Bueno, me parece muy raro esto de estar hablando contigo, no te ofendas, pero no se por qué me parece hasta normal hacerlo... creo que mejor me voy.

Se puso lentamente de pie, se sacudió el vestido y empezó a caminar hacia la casa cuando el extraño ser dijo:

Ser: Lena, menuda se va a poner tu hermana cuando vea que te has comido las setas que tenía guardadas con ese arroz insípido que te has hecho.


(Ilustración de Marla Rutherford)

(Para saber qué setas pudo comer Lena, basta leer a María Sabina)

(Texto inspirado por la ilustración de la autora)

16 comentarios:

patricia dijo...

a mí me gustaría encontrarme con un gusilántropo, pero nada de comer esas setas que te hacen ver "elefantes de color rosa", eh??!! qué setas comió lena? tendré que leer a María Sabina!
un abrazo fuerte!

TriniReina dijo...

Pues, al principio, pensé que con estas calores de junio, Lena se había quedado traspuesta y estaba en mitad de una siestecilla. Pero luego, hacia el final del relato, me temo que, Lena, se ha cocinado un plato de arroz blanco y lo ha aderezado y decorado con unas setas alucinógenas:):)

Me ha encantado el texto y enamorado la ilustración.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Alucinó pero bien.
Las setas debían ser de magia blanca.

Besos.

Fernando dijo...

¡Genial el nombre de gusilántropo!. Voy a comenzar a hacer una lista de las personas que podría catalogar como gusilántropos. Naturalmente, antes me tomaré esas setas maravillosas, bien codimentadas con poesía. Un beso.

merce dijo...

Buen sitio para vivir y buena visita.


Curioso texto!!!



Un besito Ananda

Ananda Nilayán dijo...

Patricia: Calla calla... elefantes rosas mejor no, que sean violetas. Los gusilántropos ya sabes dónde viven y sabes que con una simple respiración se abre conciencia ^^
Un besote.

Trini: Si, la ilustradora es muy femenina, nos gusta. Investiga, que tiene una obra muy buena.
Sabes??? a veces pienso que los champiñones también tienen su "qué" porque vaya tela llevo a veces, iya!!!
Besito.

Toro Salvaje: pues si, jajajaja o que ella tenía un interior muy depurado al menos en ese instante... a saber ;-)
Besito.

Fernando: ole!!! es que le pega llamarse así. Cuidado con las setas ^^ aunque si van aderezadas con buena poesía te harán bien, seguro.
Un besote muaks muaks.

Merce: curioso texto como curiosa es la ilustración.
Besitos miles.

Marisa dijo...

Lena debiera tener más
cuidado con lo que
come.
Buena tu inspiración.

Besiños

Terly dijo...

Pues yo, querida Ananda, esos gusilántropos los veo todas las mañanas en mi jardín sin necesidad de comer setas alucinógenas, lo que sucede es que desde que me levanto hasta que me despierto del todo, puedo seguir soñando por horas.
Un beso.

Megapili dijo...

jajajajajaja que bueno negra!!!!! no veas que feliz iba la muchacha!!! xDD

hay que ver gusántropos, guisántropos, elefantes rosas, micromachines enamoraos y una sardinilla parlante!!!!!

Negraaaaaa, tu cuento me ha dao subidón! xiun xiun xDD

Ananda Nilayán dijo...

Marisa: la pobre... si ni se enteró, jajajaja
Besiño.

Terly: anda!!! eres de los míos, que se "endorfinan" solos!!! desde que me levanto hasta que em acusto no dejo de soñar, aunque me tomo u respiro para centrarme en le trabajo, no sea que alguien salga mal parado ^^
Besillo.

Megapili: jajajaja, me alegra que te haya dado un subidón. Ahora, a despejarse del todo y te das un homenaje por wapa sesi sesi.
Muakas!!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

ME ha gustado, sobre todo porque para abrir su conciencia, Lena, cuando menos... la tiene...

Saludos y un abrazo enorme.

ÓNIX dijo...

interesante post...

Me parece que es hasta atractivo ese lugar...

Saludos...

Ananda Nilayán dijo...

Al menos, Antonio, menos mal.
Otro abrazo enorme para ti y buen fin de semana.

Bienvenida Ónix. A mi también me lo parece, y necesario.
Nos vemos.
Un abrazo y gracias por la visita y comentario.

Noe dijo...

gracias por lo que escribiste, por un momento despues de una experiencia similar pense que nadie entendería, la conciencia es limitada, pero la inconciencia como la mente son infinitas, las posibilidades estan dentro de las improbailidades, por eso se llaman así. comienza la trascendencia y seremos parte de ello. agradezcamos a nuestros gusilántropos por sus enseñanzas y paciencia sobre todo por su timidez. son magia como las palabras cuando se saben decir, son sabiduria como la luz que alumbra la oscuridad de lo desconocido en nuestras mentes.

Ananda Nilayán dijo...

Hola Noe. La conciencia se expande y sólo la mente la limita porque siempre juzga y necesita clasificar.
La simple respiración puede ser también un vehículo expansor :)
Pero si, agradezcamos las vías que aportan el conocimiento que nos impulsan a no ser tan limitados.
Gracias por tu comentario, me gusta .

Un abrazo

Ananda Nilayán dijo...

Hola Noe. La conciencia se expande y sólo la mente la limita porque siempre juzga y necesita clasificar.
La simple respiración puede ser también un vehículo expansor :)
Pero si, agradezcamos las vías que aportan el conocimiento que nos impulsan a no ser tan limitados.
Gracias por tu comentario, me gusta .

Un abrazo