17 de febrero de 2017

Declaro y aviso

-Imagen: Brooke Shaden-

En silencio camino entre la niebla
palpando como ciega mi destino.
Mensaje a los cobardes: no me inclino.
Prefiero vivir sola en la tiniebla.

Transito sendas incómodas a veces
sin perder de vista el claro horizonte,
pues la vida le enseña a quien afronte
sus miserias, qué de verdad pareces.

Siempre sola bailando en el abismo.
Soy casi tan libre como la brisa.
Jamás me miento con el espejismo.

Porque nadie me hará perder la sonrisa
ya que yo no nací para el servilismo.
De tu esquema me declaro, insumisa.


-Verónica Calvo-

12 comentarios:

Sergio dijo...

Me encanta tu "soy casi tan libre como la brisa". Y en general el torrente de libertad tan bien descrito. Podría hacer bandera de tus versos cualquier persona sometida a alguien que se sacudiera sus miedos y sus temores y se liberase. No sé, a lo mejor es que es otro de esos días en los que escribes algo y me llega que ni pintado, cosas mías. Un abrazo.

Julia L. Pomposo dijo...

Hermoso soneto. No hay que inclinarse jamás ante nadie y afrontar la vida con dignidad, me ha encantado.
Un abrazo

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

reivindicativo soneto
uno es como es y ya!
que el resto se adapte
así como nos toca adaptarnos a otros

abrazos de sol

Noelplebeyo dijo...

el viento podría ser tu nombre

un beso

Rafael dijo...

Bonito soneto el que nos dejas.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Eres la brisa que late.
Y también la brisa que escribe.

Besos.

José Valle Valdés dijo...

Dice muy bien, amiga. De mucho gusto el poema.

Abrazos

Rosa dijo...

Muy bien.
Haces muy bien.
Me encanta.

¡Un beso!

ReltiH dijo...

UN PENSAMIENTO VERTICAL. ME ENCANTA.
ABRAZOS

Mª Jesús Muñoz dijo...

Un poema que rinde homenaje a la dignidad y libertad del alma para seguir adelante con su camino y su destino.
Mi felicitación por tu clara rotundidad, Verónica.
Mi abrazo y mi cariño.

J. R. Infante dijo...

Declaración de principios que dejan al descubierto quien eres. Una composición de alto nivel, Vero.- Un abrazo

Conchi dijo...

Magnifico soneto Verónica, también yo prefiero vivir sola en las tinieblas que, inclinarme ante un cobarde..

Besos y feliz semana.