21 de febrero de 2017

A mi padre

Ni el tiempo
ni la no forma
pueden diluir tu imagen,
tu voz y mi amor.
Queda todo de corazón a corazón.
El mío en la existencia.
El tuyo en átomos que atesoro en el silencio.
Hoy te regalo un lienzo de alegría,
la consagración de mi gratitud
y este poema hilado en tu recuerdo.

-Verónica Calvo-

20 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

El homenaje a quien forma parte del ser q es cada uno

Trini Reina dijo...

Hermosos poema y homenaje.

Besos

Rafael dijo...

Bonitos versos para este homenaje a un ser tan especial.
Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Suscribo tus palabras, Verónica...Ellos forman parte de nosotras y siempre nos acompañan...Bello y emotivo poema.
Mi abrazo y mi cariño.

José Manuel dijo...

No hay tiempo para recordar a los que anidan para siempre en nuestro corazón.
Un bello homenaje a su recuerdo.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Jo...

Me voy roto.

Beso.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

el mío cumplió seis meses de su partida... precioso poema Verito, la figura del padre con el paso del tiempo se hace muy especial

abrazos de sol

tecla dijo...

Me siento dolorida por tu recuerdo que también es mío.
El día 26 de febrero es el aniversario de su ausencia y aún siento su voz, lo siento vivo en mi. Le extraño.

Rosa dijo...

Siempre dentro.
Es precioso.

Un beso.

Pilar V dijo...

Quien lo ha sido todo, no puede marcharse nunca.
Un beso

Sneyder C. dijo...

La belleza de tus palabras dejan un emotivo recuerdo que siempre estará en l corazón…

Un cálido abrazo

Lujan Fraix dijo...

Sin duda que son ausencias presentes porque no se van a ir nunca de nuestro lado.
Muy hermoso.
Un beso querida Verónica.

Darilea Charo Cano dijo...

Besos Verónica

Sergio dijo...

Los padres son esas personas que verdaderamente nunca se olvidan. Y cuanto más tiempo pasa mejor les entendemos y más nos identificamos con ellos. Este poema es una preciosidad. Un abrazo

ReltiH dijo...

HERMOSISISISIMA DECLARACIÓN DE AMOR.
ABRAZOS

joaquín galán dijo...

Maravilloso regalo,el mejor posible a la memoria de un padre.
Ellos se fueron pero nunca de nuestros corazones.Allí siguen como "átomos que atesoramos en silencio" (precioso)

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...


Que su recuerdo siga siendo tu guía.

Abrazo

Anónimo dijo...

QUÉ GRAN POEMA.
BELLÍSIMO.

Patricia

LA ZARZAMORA dijo...

Al mío no me lo quito de la cabeza.
Precioso recordatorio, linda.
Besos.

lola dijo...

Asomo de tanto en tanto y no puedo por menos que expresar que es un placer leer tus poemas. Saludos