5 de diciembre de 2014

Acaso mañana



I

La nada oculta en el silencio.
Mi piel frágil no es hielo.
Son solo ecos antiguos,
luces y sombras del camino.
Un río recorre mis venas
y dos manantiales
empañan mis ojos.

Hoy dejé en el aire un suspiro.
Denso, ahogado y casi vacío
 -paradoja, ironía del hastío.

Acaso mañana vuelvan
aquellos fuegos que purifican,
y con ellos, los alegres cantos,
la compañía de mujeres
que bailan en un claro de luna.

Y mientras, aquí espero.
Sentada al filo de la noche,
me lleno de desconsuelo.


II

Acaso mañana
el silencio sea vida,
la piel deje de ser fina,
y manantiales cristalinos
fundidos con el río,
sean canto de alegría.

Mañana,
los suspiros, vestirán
la luna con azahar
-fragancia llena de dicha.

Y llegarán los círculos,
bailes y risas.
Tomadas de las manos
girando frente a la hoguera.

Acaso mañana… mañana,
sentada al filo del día,
la plenitud esté instalada
en mi vida.


Verónica Calvo


-Imagen: Elena Dudina-

19 comentarios:

una chica de ojos marrones dijo...

tú dices "acaso mañana" y yo te digo que "ojalá mañana"...
besos!!

Rafael dijo...

Quizás todos suspiramos por ese "acaso mañana"
Un abrazo.

Tracy dijo...

Siempre debemos esperar un mañana.

S. dijo...

Hay que ver lo feo que es el mundo y lo bonitos que son tus versos. La buena poesía está para maquillar la fea cara de la realidad. Puede que para transformarla. Saludos y buen fin de semana.

MAR dijo...

De seguro, que será mañana.
Bss,Verónica

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por e-mail:

Me ha gustado este “Acaso mañana”. la primera parte magnífica en su descripción. te hace sentir ese estado de desánimo y la segunda sientes y respiras esperanza.

TORO SALVAJE dijo...

Aún tienes esperanzas.
Eso no es poco.

Yo no.

Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica,en el primer poema el silencio es la nada y la soledad cubre la piel de fragilidad, hay una tristeza y una falta de esperanza en la noche...Mas tarde en el segundo poema,el silencio toma luz y vida, los ríos y manantiales se mueven en la naturaleza y todo invita a la esperanza..Mi felicitación por ese proceso interior y exterior, que también expresas para llegar a ese mañana, que llena el alma...
Mi abrazo inmenso y feliz finde, amiga.
M.Jesús

Conchi dijo...

El mañana, siempre se viste de esperanza Verónica.
Un abrazo.

ReltiH dijo...

ASEGURO QUE SI.
ABRAZOS

Zuni Moreno dijo...

Hola mi amiga querida. Mi poetisa genial. Bello tu poema con un primer tiempo nostálgico, casi gris y un segundo con esperanza, donde brilla la luz. Así será Verónica. Paso también a dejarte un saludo sincero para esta Navidad y que el nuevo año 2015, aporte a la concreción de tus sueños y proyectos. Un cálido y fuerte abrazo.No te olvido. No me olvides.

Marisa dijo...

Siempre en el deseo
de un mañana que nos espere
dulce y pleno.

Un gran poema Verónica.

Abrazos y besos

LA ZARZAMORA dijo...

Precioso, Verónica.
Me recordaste un pasaje del libro " Mujeres que corren con lobos" de Pinkola Estes.
Y sí, ese día ha de llegar, y yo bailaré contigo.
;)

Mil besos, preciosa.

José Manuel dijo...

Acaso mañana la esperanza vea la luz de la realidad.

Besos

J. R. Infante dijo...

Que así sea, Vero, que la plenitud se instale en tu vida.
Versos sentidos que conmueven.
Un abrazo

Marcos dijo...

El que haya un mañana ya es una suerte envidiada. Bss

Rosa dijo...

Siempre la esperanza. ¡Precioso poema!

Te leeré despacio; me encanta venir a verte, pero con calma.

¡Un beso!, querida Verónica.

Miss Carrousel dijo...

¡Y yo sin conocerte!
Llegarán tantas cosas mañana, ¿y hoy? ¿Qué ocurre mientras, esta noche?
Bellas palabras.
Un besito.

Esencia dijo...

Un gusto descubrir este blog.

Feliz Año