6 de noviembre de 2013

Los tristes



3

Vosotros, que lograsteis vuestros sueños,
¿qué entendéis de sus ansias malogradas?
Vosotros, que gozasteis y sufristeis,
¿qué comprendéis de sus eternas lágrimas?
Y vosotros, en fin cuyos recuerdos
son como niebla que disipa el alba,
¡qué sabéis del que lleva de los suyos
la eterna pesadumbre sobre el alma!


(Imagen: Brooke Shaden)



26 comentarios:

elisa lichazul dijo...

será porque vivo del otro lado del mapa que los versos me han sabido a antiguo ,
con ese tipo de conjugación me lleva a tiempos medievales

besitos Vero y buena jornada

TriniReina dijo...

Todas las tristezas, las tristezas de todos, al fin y al cabo acaban pareciéndose a la vez que se padecen.

Besos

Darío dijo...

Terrible, todos están dispuestos a arrojar la primera piedra. Pero siempre el sufrimiento es propio.
Un abrazo.

DKTMK7 dijo...

Me quedan tantos poetas por conocer y profundizar... gracias por ir ampliando el horizonte.

Felicidades y mucha suerte con "Las pequeñas esencias"!

Un abrazo!

MAR dijo...

Esta gallega,siempre me gustó.
Bss.

ohma dijo...

Cúanta razón llevan sus tristes palabras!
Un abrazo, Vero.

Rafael dijo...

Preciosos versos.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Una entrada muy acertada en letra e imagen.

Entre palmeras... dijo...

No, no saben cuanto duele una lágrima...


Vero, mi querida Vero.

Abrazos

Marisa dijo...


Cuando los sueños
son inalcanzables

Rosalía estará siempre
en mi corazón.

Un abrazo grande.

Luna dijo...

Que tristeza la de un alma triste...

Saludos, Verónica.

Princesa Nadie dijo...

Mi querida Rosalia...,me ha encantado encontrarme con ella y contigo
Un Beso

José Manuel dijo...

Entre las tristezas del alma navegan los sueños.
Grande Rosalía.

Besos

María dijo...

Lágrimas que caen como gotas de lluvia.

Rosalía de Castro era mi poeta preferida en la adolescencia.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Poema mío.

LOS SOLOS.

Los solos se delatan/
por una oscura nube/
que ensombrece su cara/
al sentir la muerte/
impresa en el alma/
y a veces también/
cuando su lejana mirada/
vestida de epílogo/
clava los ojos despoblados/
en un horizonte de silencios.

Besos.

Marinel dijo...

¡Pensamientos de alas negras!, huid, huid azorados,
como bandada de cuervos por la tormenta acosados,
o como abejas salvajes en quien el fuego hizo presa.
Dejad que amanezca el día de resplandores benditos en cuya luz se presienten los placeres infinitos...
¡y huid con vuestra perenne sombra que en el alma pesa!

Qué grande siempre Rosalía!
Besos.

Neuriwoman. dijo...

Cuanta razón tiene, que sabe nadie del sufrimiento ajeno hasta que se sufre. Hermosa conjugación del alma de Rosalia con esa sombra de Luna.
Un abrazo.

Sneyder C. dijo...

Hay tristezas que quieren anclasen el tiempo, quizás esperando los sueños y puedan alejar la eterna pesadumbre del alma….


Un cálido abrazo

MAJECARMU dijo...

Esa desgarrada tristeza de Rosalía nos hace reflexionar...Hay personas que llevan en su alma el peso misterioso de otras vidas frustradas, que nunca llegaron a realizar...Me recuerda un poco la tristeza de Alfonsina...Los/as poetas a veces tienen una sensibilidad especial, que nos sobrecoge...
Mi gratitud y mi abrazo por traérnosla, Verónica.
M.Jesús

Darilea dijo...

Siempre que imagino a Rosalía de Castro, la veo con la mirada triste fija en el mar, y su pelo desmarañado en el viento.
Un besito, la música es preciosa

LA ZARZAMORA dijo...

Cuando la tristeza hace nido en el alma...
¿Sabes tú adónde va?
Gran poeta, Rosalia.
Clásicos que se van perdiendo, como la poesía.
Gracias por traerla, Verónica.
Un beso grande, enorme.

Luján Fraix dijo...

Me encanta Rosalía del Castro, porque adoro los artistas clásicos tanto en verso como en prosa.
Gracias por compartilo.
Besitos

ReltiH dijo...

ELLOS CONOCEN MUCHO DE SENTIMIENTOS.
UN ABRAZO

Arruillo dijo...

Como de todo hay en la viña del señor, también existe la tristeza. En su momento le cantó Rosalía y ahora -aunque sea de otra manera- se le sigue cantando.
Gracias por tu aportación, Vero.
Un abrazo

una chica de ojos marrones dijo...

me ha encantado!!
gracias por compartirlo!!
besos!!!

carlos Niederheitmann dijo...

La vida va más allá de una sepia. Quién conoce lo que ha detrás de las sonrisas o del sacrificio se los sueños? Al final, la soledad es quasi constante.

Saludos, Verónica.