6 de junio de 2019

Rebelión

-Imagen Martin Stranka-
Al alba,
un canto.
Voces que no callan.

Cantan rebeldía
ante tanta mordaza.
Visten bandera blanca
que cimbrea a cada paso.

Una espera en la encrucijada.
Miradas de soslayo,
palabras silenciadas.

Esperan, rígidos,
asustados, escuchando
ese canto que rasga
cada madrugada.
(Pero callan).

En la encrucijada
queda el barro de las vidas;
todo aquello que delegan.
Queda apenas, nada.

Y cantan, cuando pasan
por la esquina, mordiendo
injurias e injusticias
de los que, en la encrucijada, callan.

-Verónica Calvo-


29 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Pasaré a leerles en estos días.
Muchas gracias por su compañía!!!

Carmen Silza dijo...

👏👏👏😘💙

Amapola Azzul dijo...

Unos callan, otros hablan, algunos gritan , y al fondo el silencio solamente escucha.

Besos.

Bonito poema, donde se mezcla todo, gritos, silencio, dolor , y observación.

Un abrazo.

lichazul dijo...

al alba los cantos son laudes y gracias
felices los que los oyen y forman coro

besitos de sol Veríto
mil gracias por tus huellas

Verónica Calvo dijo...

Carmen!!!

Mil besos, disfruta mucho!!!

Verónica Calvo dijo...

amapola, pobre silencio, a veces cómplice y otras, solo.

Me alegra que te guste el poema.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Elisa, hay cantos que llegan a oídos sordos. Quienes los escuchan, qué hacen??? Toman partido???
Sí, como bien dices, felices quienes los oyen y hacen coro. Es necesario.

Gracias a ti, siempre.

Besitos de sol para ti también.

TORO SALVAJE dijo...

Al final casi todos callan.
Una pena.
De verdad que sí.

Besos.

lunaroja dijo...

Siempre,siempre hacer escuchar nuestra voz, aunque sea gritando, aunque sea en el silencio estruendoso.
Precioso tu poema Verónica. Una reivindicación plena de hermosura.
Besos!

Laura dijo...

De soslayo ... Siempre me gustó esa expresión.
Te dejo un abrazo inmenso.
🙂

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, pues sí. Mirar para otro lado, callar y delegar en otros lo que nos concierne, lleva a que sometan.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, lunaroja, me alegra que te guste.
No hay que callar. Todo se puede decir con educación, aunque a veces hay que gritar. Ese silencio estruendoso siempre es molesto para quien lo recibe; válido, pero mejor, no callemos :)

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Laura, ese soslayo que te gusta no creo que sea este del poema :P

Otro abrazo inmenso para ti.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Qué tan sin esos cantos, qué tal sin esas rebeldías, hasta el sol sería enmallado. Un abrazo. Carlos

Verónica Calvo dijo...

Carlos, se reduce a miedo. Es la Historia que arrastramos.
Levantemos la cabeza a ese sol.

Abrazos.

Loola dijo...

Veronica...tienen arte tus versos,
son maravillosos.
Me ha gustado mucho visitarte,
Gracias corazon :0)

Verónica Calvo dijo...

Loola, gracias a ti, siempre.
Me alegra saber que te gusta este poema.

Abrazo :)

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Callar, hablar, amar, volar, soñar... Tantos infinitivos y tantas historias

Paz

Isaac

Verónica Calvo dijo...

Isaac, todo forma de parte de nuestro ir y venir, pero ante la injusticia y el abuso, callar, esperar a que otros lo solucionen y mirar para otro lado, solo alimenta a más desatino.

Abrazo.

Sergio dijo...

Me encanta la fuerza de esta rebelión con la gente que grita y habla reforzada por la que calla, con la que contrasta tanto. Un poema que merecería ser cantado. un abrazo

Verónica Calvo dijo...

Sergio, sigamos expresando pese a quienes callan. Si añgo se consigue y se benefician, que piensen :)

Abrazo.

Rafael dijo...

Ignoro cómo pude pasar de dejarte un comentario a estos versos, pero así fue. Versos, que como su título reflejan un sentimiento de inconformidad y salen a tus letras.
Un abrazo en la tarde.

Verónica Calvo dijo...

No te preocupes, Rafael :)
A veces estamos saturados de asuntos.

Sí; esa inconformidad, siempre me acompaña ante ciertas situaciones. hay que implicarse, o al menos, así lo siento yo.

Abrazos y buen día, amigo.

Julieta dijo...

Callan quizás, porque la incomprensión de los demás no tiene fin...
Abrazos.

Verónica Calvo dijo...

Julieta, cada cual es un mundo, pero de incomprensión estamos saturados y no es escusa para delegar.
Llega un momento en que callar y dejar que otros hagan y digan, es ya injusticia. Implicarse, con lo mínimo, pero callar es lo que lleva a que sigan ejerciendo control.

Abrazos.

lichazul dijo...

preciosa jornada para ti Verónica,
mil gracias por tus huella
abrazos y besitos de sol , acá nos amaneció brillando ( para mañana se pronosticó lluvia y mucho frío)

Verónica Calvo dijo...

Gracias a ti, Elisa.
Disfruta de la lluvia y abrígate.
Aquí hoy hace más calor, pero seguimos con temperatura más baja de lo normal. Yo, encantada. No me gusta el calor.

Besitos.

LA ZARZAMORA dijo...

Y todo para qué Corsaria?

Para que al final, todos los que callaron... dijesen que clamaron... lo que nadie oyó... ¿?

Besos, querida Verónica...
P.S. Queda tanto por hacer, verdad?

Verónica Calvo dijo...

Y tanto que queda, Corsaria...
Alguien escucha y también escuchamos.
Otra cosa es tomar partido o no pasar, esperando que otros digan y actúen.
La Historia está llena de gritos oídos y desoídos.

Besos y abrazos :)