23 de agosto de 2016

Museo del Romanticismo de Madrid



-Imagen tomada de la red-


El Museo del Romanticismo es un palacete neoclásico que recrea la vida cotidiana y las costumbres de la alta burguesía durante el Romanticismo, entre 1833 y 1868.
A través de sus piezas podemos conocer aspectos de la sociedad, de la época y del período artístico. La colección destaca por su riqueza y heterogeneidad, ya que alberga más de 16.000 fondos entre los que se encuentran pintura, dibujo, estampa, escultura, mobiliario, fotografía o artes decorativas. Además, cuenta con un Archivo Histórico que custodia una importante colección de más de 4.000 fondos documentales.

El núcleo inicial de la colección fue la donación del fundador del Museo, Benigno de la Vega Inclán, formada por ochenta y seis piezas de pintura, además de mobiliario y otros enseres, a la que se sumaron importantes depósitos, como el del Museo del Prado, y donaciones, destacando la efectuada por el marqués de Cerralbo de dos de las obras más representativas del Museo, Las sátiras del suicidio romántico, de Leonardo Alenza. También podemos ver San Gregorio Magno, Papa, de Goya.

Poco a poco las colecciones han ido aumentando gracias a las compras efectuadas por el Estado y nuevos depósitos y donaciones. La política de incremento de colecciones es fundamental para completar la visión del Romanticismo que el Museo quiere ofrecer a sus visitantes.

Cada trimestre el museo expone una pieza destacada, así como exposiciones, visitas guiadas y otras actividades de interés.

Horario:

De mayo a octubre:
Martes a sábado de 9:30 a 18:30
Domingo y festivos de 10:00 a 15:00

De noviembre a abril:
Martes a sábado de 9:30 a 20:30
Domingo y festivos de 10:00 a 15:00

Precio: 3€
Entrada gratuita: sábados a partir de las 14:00 horas

C/ San Mateo, 13 (Madrid)

Toda la información, aquí.

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Y además con precio asequible.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Nunca estuve. Habrá que remediarlo...
;)

Besos, preciosa.

Princesa Nadie dijo...

Me encantaria visitarlo
Un abrazo

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

me gusta eso de que los palacetes otrora espacios para la élite hoy sean algo normal para todo el vulgo y proleta ciudadano

abrazos

Chesana dijo...

Me ha gustado y mucho leer esa información (a pesar de que estoy algo lejos para ir) porque siempre es una alegría que las cosas estén abiertas al público, aunque sea pagando. Porque hay mucho palacete y trastero privado en este país, echándose a perder y encima sin que nadie pueda disfrutarlo.

Gracias por compartirlo porque seguro que a alguien más le ha apetecido ir... y encima podrá.

Anónimo dijo...

Muy interesante la reseña.
Merece la pena su visita.
Muy recomendable.

Letraherido dijo...

Si vuelvo a visitar Madrid esto es visita obligada.
Me encanta nuestra época romántica.
Un abrazo.