2 de junio de 2015

Delirio



Me suicidé
en aquellos versos de amor
que solo te causaron risa.
Delirios de poeta mediocre;
de alguien que fue alguien
y que ya, no importa.

-Verónica Calvo-


-Imagen Albert Soloviev-

17 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

ES muy profundo.
Bs.
Buena semana, Verónica.
Un saludo.

Rafael dijo...

Iba a dejar lo mismo que te ha puesto Amapola.
Un abrazo y feliz día.

Esencia dijo...

Tu escrito me recuerda a alguien, que ya no importa...
que acertado tu escrito.

Un abrazo

Tracy dijo...

Me ha gustado eso de me suicidé

Rosa dijo...

Ya no importa, ya está ...

Muy buen poema.

Un beso, querida Verónica :))))
Y la música, uffffff ...

Gracias mil. Hoy he releído algunas pequeñas esencias ... ¡gracias mil!!!

TORO SALVAJE dijo...

Yo diría que si te importa.
Si no, de qué el poema?

Besos.

una chica de ojos marrones dijo...

si ya no importa, no digo nada... pero si importa un poquitito, déjame decirte que mediocre es reírse de los versos ajenos... ea, ya lo he dicho...
el poema me ha llegado, no sabes como...
y que además de un montón de besotes, hoy te dejo un abrazo...

Mª Carmen dijo...

Siempre importa cuando el dolor afecta, un poema lleno de sentimientos encontrados. Besitosss.

María dijo...

Un suicidio meditado.

Me encantaron tus versos.

Un beso.

S. dijo...

Un impresionante y duro poema que se desmarca un poco de los tuyos pero que es genial(sólo que genial de un modo distinto). Me impresiona como te he dicho otras veces, que en tan poco espacio digas tanto. Me ha parecido una historia. Podría inventar un cuento alrededor de una persona a la que hunden las risas de alguien y le estropean su deseo de ser poeta. Patrick suskind tenía un cuento muy bueno por ahí relacionado con el tema. Creo que decía algo como que a Shakespeare también lo criticaron algunos. Bueno, perdona pero es que este poema me ha suscitado mucha reflexión y demasiada tela que cortar. Saludos.

José Manuel dijo...

Si ya no importa, evita el suicidio.
Precioso!!

Besos

lichazul alqantar dijo...

la burla nos muerde y ataca
el desprecio nos lacera
cuando escribimos versos de amor
y el otro nos festina

duele y sí, la muerte es lo que queda


abrazos

Euterpe dijo...

Totalmente precioso.

Luna dijo...

Suicidar al delirio y al alguien. Un delirio?

Saludo enorme, Verónica.

Joaquín Galán dijo...

¿Existe algo más cruel que reírse de los sentimientos del otro cuando estos son sinceros y puros? Creo que pocas cosas son más crueles.
Tu poema me ha provocado ese pensamiento.
El final es muy coherente con lo que digo,cuando se ríen así de uno,nos quedamos vacíos y parece que ya no importamos para el mundo.

Un abrazo

Conchi dijo...

El suicidio? ¡¡ni para los versos de amor!! Muy bello Verónica.
Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

En este duelo de poetas, no sé quien sufriría más, si tú, o él...
Es una joyita, cielo.
Me encantó.
Besos, preciosa.